La teoría de los cubos

LLevo ya algunos años trabajando en el mundillo de la informática, y siempre, siempre, cuando se acercan fechas de entrega de proyectos a cliente final, me viene a la cabeza la misma disertación mental que cierta vez escuche sobre unos cubos y la forma de repartirlos. Quiero compartir estos pensamientos con quien quiera leerlos, sabiendo, o al menos dando por supuesto, que las situaciones que comento, no solo se dan en el ámbito laboral que me ha tocado vivir a mí, sino que se puede extrapolar a otras muchas profesiones. Allá va:

“Todos los dias, por la mañana, cuando llegas a trabajar, tienes dos cubos llenos de mierda hasta arriba esperandote agazapados en cuanto enciendas tu ordenador. Estos cubos han sido preparados con todo el esmero del mundo por el “generador de cubos”, sumo pontifice de la ignorancia supina, personaje que conocereis por su gran habilidad para llenar cubos con ideas que no son mas que … mierda….

Tú, pobre incauto, te acabas de convertir en un “comecubosdemierda” más. Tu misión en esta vida no tendrá otra finalidad que conseguir vaciar tus cubos diariamente, porque el gran generador de cubos, volverá a tener diarreas mentales que llenarán más cubos para el día siguiente, y todo aquello que no hayas conseguido hacer desaparecer, se acumulará a tus cubos diarios.

Existen muchas maneras de vaciar tus cubos. Si estas lo suficientemente cerca del generador de cubos, puedes vaciar parte en los cubos de aquellos otros “comecubosdemierda” que se encuentren a tu alrededor, e incluso puedes llegar a hacerlos rebosar, acusandoles de desperdiciar la mierda que nuestro gran pontifice ha generado con la amabilidad que le caracteriza.

Por otro lado, puedes comerte el contenido de los cubos, ya que el resto de “comecubosdemierda” tendrá bien vigilados sus contenedores, e intentará por todos los medios que nadie se acerque a ellos, y menos con la intención de volver a llenarselos.

Si hastiado de que tus cubos nunca se vacien, optas por esparcirlos, volteandolos, girandolos, o lo que vulgarmente conocemos como “poner el ventilador” y manchando al resto de tus compañeros “comecubosdemierda”, comenzaras a ser maltratado y mal visto por todos, y cuando menos te lo esperes, veras como se avalanzan sobre tí y vacian los suyos una y otra vez, a traición, con alevosia, y ensañamiento, en tus vacios cubos…

Durante tu vida laboral dentro del alcance del mismo “hacedor de cubos”, debes procurar mantener un número de cubos aceptable, pues su acumulación puede hacer saltar las alarmas del “gran hacedor”, debido sobre todo al olor, que comenzará a molestarle. Y para entonces, te aseguro que todos los cubos que hayas conseguido vaciar hasta entonces, serán olvidados por completo.

Cuando ya llevas mucho tiempo esquivando, vaciando, e incluso comiendo cubos, empiezas a sentir digestiones pesadas, que agrian el humor, y comienzas a quejarte una y otra vez de lo mala que es la mierda que te ha tocado comerte, mirando con envidia, como la mierda de tus ya excompañeros, otrora “comedoresdecubos”, tiene mejor color y mejor sabor, deseas con todas tus fuerzas que tus cubos se vacien, pero solo encuentras mierda a tu alrededor, y esa mierda cada vez huele peor, y tu olfato ha aprendido a olerla a distancia, siendo capaz de distinguir entre la buena mierda, o mierda de calidad, de la mierda putrida y nauseabunda.

No hay manera de escapar de la mierda, ni de la dosis diaria de cubos. Que os aproveche!!”

8 comentarios en “La teoría de los cubos

  1. El otro día me encontraba saboreando uno de esos cubos de mierda cuando pensé “para mi que este cubo me va a indigestar un poquito”. Por el momento solo me encuentro un poco pesado y lleno, por lo que espero que mi gran hacedor de mierda se acuerde de darme un anti-ácido a fin de mes que es lo que creo que compensará la digestión pesada…
    Muy buena mierda. Creo que lo he entendido sin tener que recurrir a metáforas…

  2. Hola!
    Que me he sentido muy identificado con el post y que es un plaver y un orgullo compartir de vez en cuando algun cubodemierda contigo.

    Atte. Padawan.

  3. @Cht: Todo un placer tenerte por aquí. Esta claro que si no fuera por los anti-ácidos de fin de mes, cada uno se comería la mierda que genera, por muy pesada que fuera la digestión. Lástima que para sobrevivir en este mundo de mierda que nos ha tocado vivir, haya que comerse la idem de los demás.

    @Padawan: No digas muy alto lo de compartir cubos de mierda, que tengo una extraña habilidad para vaciar los mios en aquellos que los quieren para ellos solos ;) Para mi también es un placer compartir mi mierda :P

  4. En mi trabajo (no daré nombres para proteger a los inocentes) la ignorancia se combina con la maldad como en el jodido gintonic perfecto. La pregunta debe ser ¿sería capaz de hacerlo mejor?, la respuesta, si es afirmativa, te convertirá, sin duda, en un rellenadorcubosmierda. Si la respuesta es negativa, de verdad, el mundo no necesita más inútiles que compensen su menguada capacidad de empatía y de relacionarse con formas de vida basadas en el carbono, haciendo lentas las vidas de sus congéneres.

    Todo se solucionaría con humildad y sentido común. Cualidades de las que los rellenadores carencen.

  5. Apunte: Al final no importa lo lleno que esté el cubo, sino lo bonito que este sea. Es proporcionalmente inverso lo bonito que sea el cubo con la cantidad de mierda que tiene… los adelantos del packaging chico!
    Bss!

  6. @Recluta: sin duda para llegar a hacernos la pregunta del ¿sería capaz de hacerlo mejor? hemos tenido que comer demasiada mierda, tanta como hayamos sido capaz de digerir. Pero yo creo que cuando llegamos a ese punto, realmente necesitamos ser rellenadoresdecubosdemierda, pues todo lo demas, como bien indicas, nos parecerá lento y aburrido.
    Yo soy del entender que el sentido común, brilla por su ausencia, no sólo en los rellenadores, sino, también, y por desgracia, en muchos distribuidores :)

    @Belén: Realmente que el cubo este lleno o vacio, importa, lo mismo que el tamaño….del cubo… :P
    Sabes que mas tarde o mas temprano desbordará, y la preciosidad no se podra ver, porque estará tan pringoso, que no querras ni acercarte a ver su hermosura.

    @Ambos: Me alegra “veros” por aquí :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>